Páginas vistas en total

domingo, 7 de diciembre de 2014

CANCIONES DE MI PADRE - LINDA RONSTADT

Nació el 15 de julio de 1946 en Tucsón, Arizona. Su padre tenía ascendencia alemana y su madre es holandesa descendiente de judíos ingleses. Su bisabuelo Frederick Augustus Ronstadt fue un inmigrante alemán casado con una mexicano-estadounidense, con la que tuvo varios hijos.
Linda Ronstadt ha hecho de todo en la música norteamericana, cosechando éxitos dentro de los campos más variados. Uno de sus más destacados giros estilísticos tuvo lugar cuando apelando a sus orígenes mexicanos, realizò este excelso concierto al màs puro estilo mexicano, catalogado como uno de los mejores del mundo.  Un video digno de ver y escuchar.




Una representación viva de la música de México.

viernes, 3 de octubre de 2014

POEMAS DE CALACAS Y CALAVERITAS







Fotografía:  Mary Andrade
Poemas:       Julie Sopetrán

Las calaveritas literarias están compuestas por versos irreverentes, críticas irónicas, desenfados, descontento con lo que ocurre a nuestro alrededor; es un canto picarón y se usan para manifestar lo que sentimos y cómo vemos o nos relacionamos con la Muerte, llamada con mil nombres diferentes, como La Pelona, La Huesuda, etc.. Las primeras calaveras se publicaron en Jalisco, en Guadalajara de México, en 1849. Se las debemos a José Guadalupe Posada que lo dio comienzo con sus extraordinarios dibujos de las Catrinas. La fotógrafo Mary Andrade, es autora de las siguientes fotos realizadas en distintos lugares de México. En ellas me he inspirado para unirme a la tradición mexicana. Deseo que os guste. Tanto las fotos como los poemas aquí publicados, están registrados en la propiedad intelectual, se pueden copiar siempre que mencionen a sus autores.  Muchas gracias.

http://www.dayofthedead.com/

http://eltiempohabitado.wordpress.com/poemas-calacas-y-calaveritas/




Foto: Mary Andrade

LA VIUDITA GARBAMCERA

Murió su esposo en Noviembre
trabajador garbancero;
y se quedó en el desmiembre
sin cosecha y sin dinero.
Quiso imitar a la intrusa
o al intruso de lo ajeno;
y convertida en pitusa
parecía un nazareno.
Robó el traje a una calaca
y se puso de sombrero;
una diadema polaca
su aro es de mal agüero.
Puntillas, broches y seda
y así imita a la pendeja;
que pasa por la alameda
con aires de puta vieja.
Disimulada y con hambre
allá que se fue tras ella;
parecía un puro alambre
con ropaje de doncella.
Viuda, delgada y sin talle
nadie la dice un halago;
cuando pasa por la calle
los cursis la hacen de lado.
No sabe la pobrecita
que son unos filisteos;
para sacarles la cita
tienes que ser europeo.
La viuda se volvió a casa
recogida en su esqueleto;
la tristeza la traspasa
y la consuela... su nieto.

©Julie Sopetrán



Foto: Mary Andrade

LA PIOJOSA

Rasca que rasca La Fea
recoloca su peluca;
porque algo la picotea
desde los pies a la nuca.
Ha vendido lo que tiene
para sentirse atractiva;
falda de raso, perfumes
collares en exclusiva
y sugestivos emplumes...
Con su chal y sus anillos
imita a Sofía Loren;
y se rasca los pelillos
antes de que la enamoren.
Mechones que no son suyos
y por ser artificiales;
le están causando barullos
en las zonas capilares.
Un sin vivir de picores
que se la agrandan los ojos;
cuando al mirar los doctores
descubren, que tiene piojos.
Con sus uñas afiladas
los va matando uno a uno;
las muertes son demasiadas
y se siente en pleno ayuno.
Una parásita risa
que parece de un engendre
se oye en la calma que irisa...
resulta que es una liendre!
Y ya no sabe qué hacer
La Fea, tan maquillada;
y sin tener qué comer
porque no le queda nada.
¡Piojos, piojos por doquier!
en su dimensión delgada.
Quiso volver a su origen
sin manipular el reto;
y ya sus sueños lo rigen
los huesos de su esqueleto.

©Julie Sopetrán




Foto: Mary Andrade



LA MUERTA DE HAMBRE

Y no tenía ni un peso
y quería ser muy rica;
por eso lleva pamela
como doña Federica.
En los huesitos está
porque ni garbanzos come;
la pobre en cualquier momento
es fácil que se desplome.
En su estómago vacío
hasta le han crecido flores;
y de lo que más presume
es de sus buenos olores.
Le han regalado una blusa
para taparse los huesos;
porque al verse tan delgada
parece una tentetiesos.
Los aretes que presume
se los regaló Don Cleto;
aquella noche de luna
que se vieron en secreto.
La Muerta de Hambre quisiera
andar con porte europeo;
por eso tiene su facha
un pláceme de museo.
Y va con la boca abierta
ostentando su figura;
sus andares son de muerta
que vuelve a la sepultura.
Cuando la veas pasar
deja que pase de largo;
no te vaya a conquistar
la inercia de su letargo.
  

©Julie Sopetrán




Foto: Mary Andrade

ESPERANDO A DON POLVO

La Polveada la llaman
y así está de blanquecina;
porque maquilla su cara
con un polvillo de harina.
Sentada en su mecedora
teje y teje el desbarato;
mientras entretiene ovillos
el holgazán de su gato.
La tejedora Pelona
tan sólo enseña las manos;
mientras entrelaza lana
para un gorro mexicano.
Capuchón para el minino
que se complace en la cama;
y parece el rey del sueño
gobernando sin pijama.
La Polveada no sale
del cuarto de su finado;
con micifuz atesora
el polvo de lo pasado.
Cama, baúl, mecedora
y la colcha maravilla;
encaje de unión vivido
entre-dós y con puntilla.
No toquen la cabecera
y no lean las revistas;
todo ha de estar en su sitio
para la cita prevista.
Recibirán a Don Polvo
con limpieza y ablución;
y para entonces el gato
ya tendrá su capuchón.

©Julie Sopetrán



Foto: Mary Andrade

LA HUESITA

Y se murió su marido
y se quedó embarazada;
y vestidita de viuda
y con la cara lavada.
Y necesitaba un bolso
y no tenía diez pesos:
y todo se quedó en bolsa
y así se fue de paseo...
Y presumió de pamela
y con puntillas al vuelo;
y volantes al donaire
y así, superó los duelos.
Y con rebozo, solita
y sin marido en la cama;
y además, con chavo dentro
y ella... parece otra chava.
Y se arregló las pestañas
y ¿quién sabe? Está de ver;
y por algo tiene bolsa
y la ha de llenar ¿de qué...?
Y en busca de lo que sea
y abandonado su fiambre;
y su tripita crecida
y bailoteando el hambre...
Y sin lágrimas de hormiga
y sin más, la muy canalla;
i ncita a que la regalen
y la bolsa... se desmaya.
Y llena, llena hasta arriba
y... hasta de taco y carnitas;
y suda, la suda el lastre
y ahí está, la muy huesita.

©Julie Sopetrán




Foto: Mary Andrade

LA LOCA CHINGADA


Hoy me enteré que a la muerte
le gustan los girasoles;
se los pone como adorno
cuando pasea la noche.
Viste de mármol marrón
callejea por las calles;
patea todos los zocos
ostentando sus collares.
Altiva, esbelta, ajustada
de caderas y cintura;
encubre tras su pamela
desmedida dentadura.
Cuello largo, dedos finos
ojazos de calavera;
ella se cree muy guapa
pero te digo que es fea.
Para adornar su semblante
la vemos con dos aretes;
de esa manera se alegran
un poco sus pareceres...
Pero el cuello la delata
con sus argollas huesudas;
aunque se ponga colgante
no adorna su desmesura.
Y también lleva pulseras
hechas de barro macizo;
destacando en su apariencia
el sujetador postizo...
Así es la Loca Chingada
no te fíes de su aspecto;
porque va muy ataviada
disimulando sus huesos.
  
©Julie Sopetrán


Foto: Mary Andrade

SENTADOS SOBRE EL POLVO DE LOS BANCOS
Historia breve

En el banco se sentaron
cuando salieron de misa;
la gente que los miraba
sufría ataques de risa.
Eran tres viejos amigos
que se habían encontrado
en una fiesta macabra
celebrada "al otro lado".
Cansaditos de beber
tequila y otros sabores;
se volvieron a su banco
a comentar sensaciones.
Bla bla bla de vida y muerte
ya borrachitos estaban;
y apenas si percibían
a la gente que pasaba.
De visita a sus "ayeres"
con la vida se toparon;
decían que casi todo
se les había olvidado...
Pero mira tú por donde
sus ex-mujeres pasaron;
y a los tres, muy sorprendidos
los huesos les retemblaron.
Uno murió por paliza
otro de apaleamiento;
y el tercero sentenciado
a muerte por escarmiento.
Hijos dejaron sin padre
a madres trabajadoras;
que tuvieron que currar
y ellos, durmiendo a la sombra...
Exaltadas del encuentro
se lanzaron hacia el trío;
y por más golpes que daban
el banco estaba vacío...
La Pelona se reía
ella conoce el secreto;
lo que parece persona
es tan sólo un esqueleto...
Y a veces ni eso ya encuentras
en los bancos de lo incierto;
porque está lleno de polvo
donde se sientan los muertos.


©Julie Sopetrán




Foto: Mary Andrade

LOS FLACOS

Somos mexicanos natos
y nos dejamos la piel;
trabajando por un peso
sin llegar a fin de mes.


La Flaca nos ha encontrado
con rifle en mano otra vez;
las balas son pa los gordos
que no nos dejan comer.

Sin trabajo y sin comida
ya no tenemos pellejo;
y a la par nos dedicamos
a darle brillo a los huesos.

Falda y sombrero tenemos
para tapar las flaquezas
de algunas partes del cuerpo
que con frecuencia se quejan.

Somos momias de ciudad
deambulando caminos
sin saber adónde vamos
ya nos dicen que venimos...

...porque estamos.


©Julie Sopetrán


Foto: Mary Andrade

LA DIVA DEL TIEMPO

La muerte es tan ostentosa
que hasta se pone sombrero;
pa lucirlo por la calle
cuando se va de paseo.

Con sus cejas arregladas
y su estola sobre el hombro;
se para por las esquinas
para arreglarse los ojos.

Lleva vestido de flores
y collar anaranjado;
y le sobra cinturón
aunque lo lleve apretado.

En sus orejas huesudas
lleva dos colgantes rojos;
y parece una modelo
que se va cayendo a trozos.

El guante bien ajustado
entre sus manos mortuorias;
con la boca semiabierta
reclama misericordias...

Tres rosas en el sombrero
adornan su arquitectura;
y es que no tendría gracia
si se quedara desnuda.

Y sin poder evitarlo
se le ven todos los huesos;
porque es en la pasarela:
¡Ella!
          La diva del tiempo.


©Julie Sopetrán






Foto: Mary Andrade


EL TIEMPO DE LA DIVA

Con su pose de Mariachi
La Pelona saca pecho;
y le canta una ranchera
pues...
            al que pasa primero.

Está dispuesta a cantar
toda la Noche de Muertos;
que para cada letrilla
tiene reservado un gesto.

En el cuello de su traje
relucen tres margaritas;
las robó en el cementerio
cuando nos pasaba lista...

Como tal mezzosoprano
su voz se instala en la tumba;
y cuando le da la gana
hasta se pasa a la rumba.

Y es que cambia de registro
porque conoce la solfa;
y se adueña de los tiempos
como si fuera una golfa.

Borrachita de armonías
con sus colgantes naranja;
recita entre copa y copa
lo que se le viene en gana.

Insolente y descarnada
se le ha hinchado la barriga;
y le ha dicho el doctorcito
que ha sido por la bebida...



©Julie Sopetrán




Foto: Mary Andrade


LA CATRINA FINA

"Calaca tilica y flaca"
dicen para así nombrarla;
y es que sólo se parece
a los que no comen nada.

No necesita bastón
para estirarse los huesos;
La Fina por ser tan fina
está siempre en movimiento.

Va y viene donde le place
y no necesita carro;
lo mismo ríe en la choza
que carcajea en palacio.

Todo terreno es la Fina
elegante y estirada;
que desfallece de pulcra
y se desmaya de guarra.

Yo la llamo Señorita
pero a veces no lo sé;
ella sabe su secreto
es Fina y... finolis es.

Catri ostenta su figura
su sombrero y su mascota;
y cuando pasa de largo
me parece... ¡una Señora!



©Julie Sopetrán



 

Foto: Mary Andrade

TONTEANDO CON LA SERPIENTE

La Catri no puede entrar
al Jardín del  Paraíso;
aunque le gusta el pecado
y también lo prohibido.

Amiga de la Serpiente
se la pone por collera;
y te lo digo al oído:
yo las he visto de juerga.

Un día comiendo tacos
al pastor y en plena calle;
la Serpiente disfrutaba
cual enredada en el talle.

Una "chela" y un tequila
y luego la seducción;
lo erótico que revuela
como pluma en esternón.

A la Serpiente, los huesos
le gustan por el enredo;
va dejando su camisa
desde la pierna hasta el cuello.

Emplumada la Catrina
mira con indiferencia;
y hasta se pone dos flores
para adornar complacencia.

Y así las vi pasear
a la Serpi y a la Catri;
con dos copitas de más
y abrazaditas de calle.


©Julie Sopetrán




 Foto: Mary Andrade



CATRI ENAMORADA

De tanto andar y mirar
La Catri se echó pa alante;
se enamoró de un galán
parecido a Pedro Infante.

Bien plantao y con chistera
y la chaqueta de gala;
paseando por El Zoco
parecían dos cigalas.

Una pareja envidiable
en tiempos de tal gordura;
parecían dos sabuesos
salidos de sepultura.

Catri lucía su anillo
él sus bigotes muy negros;
ella pestañas rizadas
él con su blanco pañuelo.

Todo el mundo los miraba
eran la envidia del pueblo;
porque ella era La Pelona
y él hace que había muerto.


©Julie Sopetrán





 Foto: Mary Andrade


PAN DE MUERTOS PARA LOS VIVOS


La Dientuda ya sin dientes
que se metió a panadera;
no podía masticar
la miga, ni la corteza.

Y se quedó en los huesines
y perdió la dentadura;
y dedicó vida y muerte
a conservar su figura.

Hacía panes muy dulces
y "rosquetas" y "golletes";
y con formas de animales
también para los despueses...

Era tan trabajadora
que hasta repartía el tiempo;
la gente no se moría
por exceso de alimento.

Y con su blusa de flores
su falda requetechula;
despachaba el pan de muerto
como si fuera lechuga.

Hacía panes de ofrendas
con los nombres del difunto;
y si no se había muerto
un pan, para el moribundo.

Pan y panes, panecillos
tienes que probar, ni modo;
que si para La Dientuda
allá que morimos todos.


©Julie Sopetrán



 
Foto: Mary Andrade

LA CHINGADA CHINGANDO


La Chingada es periodista
que interroga a los corruptos;
para ver en la pantalla
lo adulterado en conjunto.

Una mansión en Manhattan
varios millones en Suiza;
y cuatrocientas estafas
que los vicios necesitan.

La Chinga lo sabe todo
porque es investigadora;
y le llena de preguntas
que le tiran por la borda.

Élite de erosión social
soborno, fraude, dinero;
lo que se quiere ocultar
es lo que sale primero.

Y salen a relucir
los niños con la "querida";
y los millones ocultos
ganados en la mordida.

Pero nadie va a la cárcel
se celebra la noticia;
bla bla bla de la Chingada
pero nadie hace justicia.


©Julie Sopetrán



lunes, 21 de octubre de 2013

HOY IGUAL QUE AYER



La sangre de los mártires de Diego Rivera


Envueltos en sarapes rojos
Debajo de la tierra. En la milpa
El maíz suda sangre
Y me duele, me duele la tierra
Los girasoles lloran por Emilio Zapata
Por el Maestro rural Otilio Montaño
Lloran por los caídos, por los que se quieren levantar
Y no pueden. Lloran por los que no saben por qué murieron
Pero lo hicieron con honor, con rabia, buscando la justicia
Los girasoles lloran y ríen
Su sonrisa es dorada por los que renacen
Por los transfigurados
Por los que fecundan la tierra mexicana
La tierra de donde sea. De los que se inmolan.
Milpas de luchadores
Es la sonrisa dulce de lo que no ha sucedido en vano
Fertilizante humano de la parcela con sabor de sangre
De sacrificio, de entrega, de inmolación por lo ideal sagrado:
Las patrias. Yucatán. Altamira. Mayas. Iberos… tantos.
Sólo el Amor es revolucionario
Los girasoles danzan
Es el movimiento de la historia, el proceso permanente,
El cambio, las revueltas, los ciclos, las transformaciones.
Los levantamientos, la agitación, la inquietud, la conmoción,
El vaivén, el resurgir de un pasado glorioso
Meso América, los abuelos, las ganas de vivir mejor siempre
Siempre la danza de los girasoles dando la espalda al tiempo no vivido
Otilio Montaño, redactando aquel manifiesto de 1910 (Plan de Ayala)
Y ahí está envuelto en sarape rojo, abonando la tierra de México
De cualquier parte, podría ser otro nombre en mi tierra o en la tuya
Y en vez de mural podría ser capricho:
Rivera, Goya, quien sabe cuántos artistas… 
Girasoles que danzan.
Que abren su ventana a la luz, todo es misterio, pero luz
Luz circular para los hambrientos
Y ayer como hoy: los ricos, los pobres, todos en lucha
Es la Alegoría de Chapingo entre el maíz que llora, sonríe, danza...
Flor de luz para los que no ven los pétalos
Es la revolución. Ayer como hoy. Los cuerpos enterrados
El estiércol alquímico que pisan los políticos cuando juegan al golf
Sangre que es oro. Oro que es luz. Luz que es semilla sin fin
Que germina porque la sangre, como el Amor, son revolucionarios
Hoy. Igual que ayer
En la milpa
En cualquier parte.


©Julie Sopetrán




lunes, 22 de julio de 2013

MÉXICO: UN POCO DE HISTORIA



Por Julie Sopetrán

Me pedía uno de mis lectores de Magias de México, que hablara un poco de la historia de este gran país. Y la verdad que no me ha sido fácil resumirlo. Pero con mucho gusto deseo complacerte, Fernando. Para ello, he traído algunas imágenes de la red.
Fue en 1519, cuando los españoles llegaron a México. Dos años después se apoderaron de Tenochtitlán. En 1535, se impuso el dominio de España hasta que en 1810, Miguel Hidalgo, inició la independencia, que duró hasta 1821. La ley suprema del Estado Mexicano es la Constitución, que se inició el 5 de febrero de 1917. México es un país republicano, democrático y federal y, el conjunto de estados, se llama oficialmente: Estados Unidos Mexicanos. Así hemos visto últimamente que el pueblo ejerce una soberanía por medio de los Poderes Públicos.



UN PAÍS RICO

México es un país muy rico, su riqueza está mal distribuida. Sus gentes se concentran en la Altiplanicie. Sus regiones desérticas nos hablan de su gran necesidad de agua. Por otro lado, vemos sus campos sin cultivar, es una tierra virgen, rica, que reclama semillas. Sus recursos naturales son inmensos y su futuro está en manos de los gobernantes. Al llegar al aeropuerto de México, se empieza a tomar contacto con ese espíritu de grandeza y riqueza natural que ofrecen sus espacios. Hablaba en otro artículo de las ciudades coloniales, llamadas así por la época colonial de la Nueva España. Fueron ciudades conquistadas por los españoles, como la ciudad de México, fundada en 1521. En ese mismo año se conquistó Oaxaca. Tres años después en 1528, San Cristóbal de las Casas. Puebla, en 1531. Querétaro en 1555. Guanajuato en 1557. Las ciudades situadas en la costa, como Veracruz y Campeche, tuvieron desde el principio una comunicación privilegiada con España a través de Filipinas.




LAS LUCHAS INTERNAS

 Estas ciudades coloniales nos hablan de las luchas entre conquistadores, entre el clero regular y el clero secular, nos hablan de los primeros misioneros, de los abusos de autoridad de los sesenta y dos virreyes. Estamos refiriéndonos a los siglos XVI y XVII, cuando todo se hacía bajo la merced de la corona, cuando existían los diezmos, los donativos privados, las especulaciones financieras y las luchas entre los poderes civiles y de la iglesia católica. Por estas ciudades pasaron, Vasco de Quiroga, Antonio de Mendoza, franciscanos, dominicos, agustinos, jesuitas... Todos ellos lucharon entre sí, entre ellos mismos, acumularon riquezas, aunque otros hicieran una buena labor entre los indígenas, como Tata Vasco, Fray Alonso de la Veracruz, Fray Junípero Serra,  etc... No todos eran iguales, pero la mayoría explotaba a los indígenas.



EXPLOTACIÓN DE LOS INDÍGENAS

La población de la Nueva España, llegó a tener unos seis millones de habitantes. Los indígenas fueron explotados, eran los obreros de los grandes señores propietarios, vasallos del rey. Esto despertó un odio profundo hacia los blancos, que en su momento estalló en forma sangrienta. Pero ¿quiénes eran los mestizos y las castas? Los hijos de español e indígena, y de las demás sangres, mientras denigrados por los blancos, se sentían superiores a esos indígenas a quienes explotaban a su antojo y los consideraban plebe, los léperos, los "pelados".... Las castas tenían un constante odio hacia los blancos porque pagaban su tributo. Los criollos, eran los hijos de los españoles, nacidos en la Nueva España y se consideraban los más ilustrados de la Colonia. Eran personas acomodadas que recibían cuantiosas herencias y eran también los subordinados de los españoles.


NACIDOS EN EUROPA

Se llamaba peninsulares, a los españoles nacidos en Europa, que llegaban a la Nueva España a enriquecerse. Fueron los más privilegiados, lo dominaban todo y eran odiados por los demás grupos sociales. Los latifundios que dominaban los peninsulares, empobrecía más y más al indígena que no era dueño de nada, ni siquiera de sus propias tierras. Así fue como empezó a difundirse la cultura que favoreció a la Independencia de México.




LA LIBERTAD

Francia invadió a España y la Revolución Industrial del siglo XVIII, creó el liberalismo que favoreció a la libertad del hombre. Inglaterra atacó a las posesiones de España, quería adueñarse de ellas y así lo consiguió en Buenos Aires, ayudando a Venezuela a conseguir su independencia. Algunos virreyes españoles fueron tan débiles como cobardes y así fracasaron. Las ideas de Juan Jacobo Rousseau, llegaron a México a través de los piratas franceses y fue así como se llegó a la Ilustración y al beneficio que ello aportó a los pueblos oprimidos. Carlos III entendió este movimiento, pero la Independencia de los Estados Unidos, el 4 de Julio de 1776, impactó a España y la debilitó. Carlos IV y su hijo  Fernando VII, tuvieron que abdicar.




EL GRITO DE DOLORES

Si a alguien en México, se le llama Padre de la Patria, es a Don Miguel Hidalgo y Costilla, cura excomulgado que luchó con y para su pueblo. A las cinco de la mañana un 16 de Septiembre se dio el Grito de la Independencia con la bandera estandarte de la Virgen de Guadalupe, donde podía leerse: "¡Viva la Religión! ¡Viva nuestra Madre Santísima de Guadalupe!¡Viva Fernando VII!¡Muera el mal gobierno!" Desde Atotonilco hasta Guanajuato, los insurgentes iban conquistando ciudades y sería en Chihuahua donde moriría fusilado el Padre Hidalgo y siguiendo su ejemplo, Don José María Morelos, que desde Colima hasta Chiapas, pasando por Puebla y Veracruz, conquistó valientemente esta tierra para la independencia.



LA PRIMERA CONSTITUCIÓN

Morelos, afianzó la repartición de las tierras y dijo que  "el color de la cara no cambia el del corazón ni el del pensamiento". El "Generalísimo" Morelos,  en Apatzingán, el 22 de octubre de 1814, constituyó la primera constitución política de México. "La ley es una e igual para todos", se acabaron los privilegios porque él  declaraba la igualdad de los hombres ante la ley. "El territorio conquistado por los insurgentes debería formar una República centralista, gobernada por tres poderes: ejecutivo, legislativo y judicial". Sus ideas eran muy buenas, pero los mismos que le apoyaron, después lo mataron. Él presintiéndolo escribió: "Morir es nada cuando por la Patria se muere". El desconcierto y la "guerra de guerrillas" continuó. Después lo hizo Guerrero y Mina, así México se fue liberando de esa pesada carga de las Colonias.



LUGAR PARADISIACO

Otras etapas de la historia moderna de México nos seguirían enseñando cosas, muchas cosas importantes de hombres luchadores, de mujeres valientes, de niños felices. México es un lugar para visitarlo muchas veces. Cuando se empieza a conocer no se puede dejar. Cada vez se amplían más sus fiestas, sus tradiciones, sus gentes hospitalarias que te invitan a no dejar de compartir su quehacer diario y de investigar sus raíces y sus vivencias ancestrales.  Son historias de vida, es la cultura de sus grupos étnicos. Cada rincón esconde una leyenda y en cada leyenda hay un español malo y otro bueno. Los dos se funden en ese odio-amor mezclado en una misma sangre, en un mismo modo de ser y estar y sentir mexicano.




viernes, 3 de mayo de 2013

MÉXICO ¿EL PAÍS DEL FUTURO?





Texto y fotos de Julie Sopetrán


Hace unos días, una familia española, me pedía que le hablara de México, que si les recomendaba ir de vacaciones y cual sería el lugar indicado para visitar. Mi respuesta fue clara, inmediata. Cualquiera de las ciudades coloniales, les dije. Se quedaron sorprendidos y me dijeron que por qué se llamaban así y cuáles eran esas ciudades. De esta forma me di cuenta de la distancia que separa a los dos países y, que por tal motivo, surge la ignorancia que tenemos en España de México. Cuando me dijeron "háblanos de México", acudieron a mi mente experiencias de mis viajes y ese entusiasmo que mezcla lugares y cosas, gentes y costumbres. Luego, me di cuenta de lo fácil que es para mi hablar de México, desde ese momento que comencé a conocer y amar este país.
 Convento de Acolman - Región Zupango - México  (Foto facilitada por la Oficina de Turismo)

Hablo de ciudades coloniales refiriéndome a la ciudad de México, Veracruz, Tlaxcala, Puebla, Guerrero, Morelos, Querétaro, Guanajuato, Michoacán, Jalisco, Nayarit, El Sur de la Baja California, San Luis de Potosí, Zacatecas, Coahuila, Campeche, Yucatán, Quintana Roo, Oaxaca, Chiapas, Tabasco... Todos estos lugares ofrecen al viajero una gran oferta de posibilidades para pasarlo bien y conocer el resultado de esa expansión y dominación colonial histórica que se desarrolló en el territorio de la Nueva España. Su riqueza cultural es incalculable, tanto por sus monumentos, como por su valor urbano y artístico.


Pirámide del Sol - Teotihuacan - México (Foto: Oficina de Turismo)
Todavía hoy, mucha gente cree que México pertenece al Sur o a Centro América. Cuando afirmo que forma la parte meridional de Norte América, me miran sorprendidos, sí, claro, los mexicanos también son norteamericanos. El área que comprende México, es de casi dos millones de kilómetros cuadrados (1.958.201). (O sea 759.529 square miles). En línea recta se puede recorrer una distancia de más de tres mil kilómetros, desde el extremo norte a la Baja California, hasta la desembocadura del río Suchiate, en el extremo sudeste. Es la quinta nación más grande del continente americano y la octava más grande del mundo. Su mayor anchura mide 2.070 kilómetros desde Tijuana a Matamoros y su mayor estrechez se encuentra en el Istmo de Tehuantepec, que tiene solamente 215 kilómetros. La pequeña República de Guatemala, cabría más de 17 veces en México. Como curiosidad, pensemos que Colombia y Venezuela unidas, completarían la extensión de México. Durante tres siglos a México, se la llamó colonia española (1521-1821). Un territorio nada más y nada menos que de casi dos millones de kilómetros cuadrados. A los europeos, nos cuesta hacernos la idea de tanto espacio.

Figura del Museo de Tlatilco (México)
La palabra México, es Mexitli, nombre de uno de los sacerdotes aztecas que fundaron la ciudad hacia 1325. El afijo co denota lugar o poblado que equivale a Ciudad de Mexitli. Situado México en el hemisferio Norte, entre los paralelos 14º 28´y 32ª 43` 30", la cruza por el centro, el Trópico de Cáncer. La mitad es zona tórrida y la otra mitad templada. Su forma es como un polígono cóncavo muy irregular, yo lo definiría como un cuerno de la abundancia de donde salen ríos, montañas, volcanes, mesetas, llanuras y gente maravillosa.  Su situación es privilegiada entre el Centro y el Sur. Bañada por el Pacífico, el Golfo de México y el Mar de las Antillas, estos dos últimos no dejan de ser el Océano Atlántico.


Tehouantepec - Trajes típicos- Oaxaca (Foto: Oficina de Turismo)
Vecinos de México son los Estados Unidos, Guatemala y Belice. Actualmente cuenta con 140 puertos. Su población supera ya los 100 millones de personas. Existe una gran diversidad de lenguas que para nada entorpecen el español hablado en todo el país. En México se hablan más de 54 lenguas diferentes nativas, como el Náhuatl, Maya, Zapoteca, Mixteca y muchas más. La mayor parte de los mexicanos son mestizos. Existen unos cincuenta habitantes por kilómetro cuadrado y el incremento de natalidad es de casi un dos por ciento. México es un país joven, el país del futuro, ya que un 38, 3 por ciento tiene menos de quince años.
 México es un país joven
Cuando le dije a esta familia española interesada por México, que la ciudad de México, lo que se llama DF, Distrito Federal, cuenta hoy con más treinta millones de habitantes, se quedaron mirándome fijamente, sorprendidos. Por ejemplo, la ciudad de Guadalajara, mexicana, casi triplica a la ciudad de Madrid en habitantes. Otras ciudades grandes de México son: Monterrey y Puebla. Su clima es muy variado, a mi me encantó Cuernavaca, ciudad a la que llaman "La ciudad de la eterna primavera", también Morelia, Oaxaca, tienen un clima muy agradable.
Uruapan - Michoacán
Junio y Septiembre, son meses de lluvias. México disfruta de un clima privilegiado durante todo el año, por ello la afluencia turística sigue creciendo. Cuando yo vivía en California, hace unos años, México era el octavo lugar del mundo en renta per cápita. Su moneda es el Peso Mexicano. Su religión se calcula que, a pesar de la libertad religiosa,  el 89,7 de la población, es católica.
 Bandera de México
Para el mexicano el símbolo de patria, es como un emblema. Su bandera es tricolor. Los tres colores significan: el verde, la independencia; el blanco, la pureza de la religión católica y el rojo, la unión  de los mexicanos y los españoles. Su escudo es "un águila parada sobre un nopal que nace de una peña en medio de una laguna, aprisionando con su garra derecha, la serpiente, en actitud de despedazarla con el pico. Por la parte inferior orlan el blasón, dos ramas cruzadas y enlazadas, una de laurel y otra de encina."
Escudo de México
En el lugar donde llegaron los aztecas, 1325, allí se edificó la ciudad de Tenochtitlán. Como España, México fue invadida por varias culturas y sus primeros pobladores, tal vez fueron chinos. La antropología comparada, así lo confirma. Llegaron pueblos, por la Baja California y así se fueron internando por el resto del país. Los asiáticos y los polinesios dieron, tal vez, origen a los primeros pobladores llamados otomíes, olmecas, mayas, zapotecas, tarascos, nahuas y las diversas tribus de toltecas, zapotecas, etc., de este hermoso país. Hoy podemos contemplar sus monumentos arqueológicos, tanto en el centro como en el sudeste y en la península de Yucatán. Esos monumentos los dejaron los mayas, los nahuas y los zapotecas. Son habitaciones, templos y fortificaciones, pirámides y montículos bellísimos, esculturas , cerámicas, sepulcros, grutas jeroglíficos...   
 Cúpula de la Capilla del  Rosario en Oaxaca
A veces, los templos están encima de las pirámides donde se iniciaban las construcciones de cámaras subterráneas que servían de tumbas.  También se encuentran glifos y numerales, que demuestran el conocimiento de la escritura y el calendario, como el azteca, maya, etc..
¿Qué podemos pensar del pueblo maya ante las ruinas de la Plaza de las mil columnas en Chichén-Itzá o ante las filigranas arquitectónicas de las paredes en el Palacio de Mitla en Oaxaca, o las tumbas de Monte Albán o ante la belleza de Thintzuntzan del pueblo purépecha?

Indígena Purépecha celebrando el Dia de Muertos - Michoacán 

Sí, hay que visitar estos lugares, para tener un conocimiento de México, para sentir su historia a través de sus gentes. Una población con desigualdades notorias, ya que existen el grupo blanco, compuesto por europeos y sus descendientes, el grupo indígena y el grupo mestizo. También podemos encontrar el grupo de negros, mulatos y zambos y el grupo de chinos, japoneses, sirios, libaneses, turcos, judíos. Pero México no es un pueblo que mantenga el odio de las razas, no se da en México la xenofobia, al menos en lo que yo he observado. Podemos ver, por poner un ejemplo, en cualquier oficina, trabajando en armonía a un blanco, ya sea criollo o europeo con un mestizo, en cuanto a los indígenas viven en trato amable con el resto de la población. Todos tienen los mismos derechos. No llegará al millón de indígenas en México, que viven aislados en pueblos de montaña o poblados alejados, pero aún éstos tienen ya comunicación apacible con la sociedad y especialmente con los turistas que cada día se acercan más a ellos.
Festival de Música indígena
En uno de los Tianguis Turísticos de México, al que asistí en Acapulco, la que entonces era Secretaria de Turismo de México, dijo que sólo Acapulco recibía a más de 24 millones de turistas. México tuvo un gran crecimiento porcentual que era el doble de la tasa de crecimiento internacional. Hoy ha cambiado, los narcos han entorpecido mucho la llegada de turistas a estos lugares. Esperemos que cambie ya que el turismo era una de las industrias con más rápido crecimiento de entre todas las del país.
Joven bordando
 Adornos en el pelo - Morelia - Michoacán
¿Por qué la gente quiere viajar a México? Porque México es sin duda un país en expansión. El paisaje, el clima, las costumbres, las fiestas, sus gentes, el peso mexicano, todo ello en conjunto, ejercen un mercado muy atractivo. México es  un país de coloridos positivos. La hospitalidad, la música, las artesanías, el buen servicio hotelero que ofrecen, la gastronomía, todo ello colabora para que sea un aliciente a la hora de buscar lugares que visitar. Sí, México es un capricho muy atractivo para la gente de España, un lugar de encuentros, un espacio-paraíso para el descanso. Tiene infinidad de variantes que lo convierten, a mi modo de ver, como el país del futuro, no sólo para visitar, también para vivir y prosperar.
                                                                                                        Artesanías - Michoacán